PROCESO DE TRABAJO

El proceso de tratamiento de los vehiculos comienza en el momento en que estos son entregados en nuestras instalaciones, lo resumimos en cuatro pasos

PASO 1: A LA ESPERA DE SER DESCONTAMINADO

Una vez dentro de nuestras instalaciones, el vehiculo se coloca en la zona de recepción de vehículos contaminados y el propietario debe entregar la documentación necesaria para dar de baja su vehículo.

PASO 2: DESCONTAMINACION DEL VEHICULO

Consiste en la extracción controlada de todos los residuos peligrosos, es decir, combustibles, aceites, liquido anticongelante, baterías, filtros, gases a/a…., los cuales se almacenan temporalmente en depósitos homologados a través de una planta de descontaminación. Estos residuos extraídos son retirados posteriormente por gestores autorizados.

PASO 3: DESMONTAJE DEL VEHICULO Y RECUPERACION DE PIEZAS REUTILIZABLES:

Una vez que el vehículo ha sido descontaminado, procederemos a la extracción de las piezas que hemos considerado útiles para su posterior venta como recambio usado.
Antes de proceder al etiquetado se procede a la verificación de todos los repuestos y en el caso de ciertas piezas mecánicas se comprueba el perfecto funcionamiento de ellas.
Los elementos desmontados para su posterior almacenaje son clasificados por grupos y etiquetados. Se informatizan y se le asignan sus ubicaciones para su pronta localización.

PASO 4: COMPACTADO DEL VEHICULO

Una vez que el vehiculo ha sido ubicado en esta zona, se procede a su compactación, para su posterior traslado a la fragmentadora.